martes, 9 de febrero de 2021

¡Nuevo curso online!

(Bueno, en realidad es un curso que vengo dando hace varios años en forma presencial, pero ahora por primera vez sale en versión online. Así que por mi parte, ultimando detalles para que todo funcione.) 

En Casa de Letras, la escuela de formación online viene funcionando hace muchos años, a través de una plataforma, en donde se recibe todo el material, conversamos por los foros y por video-reunión, y para cada unidad se realizan ejercicios determinados que reciben su devolución personalizada. Es un gusto para mí sumar esta versión del curso de edición de libros infantiles y juveniles a la escuela de formación online. Es un curso que funciona de manera independiente, pero también puede ser complementario de Palabras en juego, la formación general de lectura y escritura sobre libros para las infancias que dura ocho meses. 

Mañana haremos, a través del ig de Casa de letras, una charla informativa para quien quiera saber un poco más. 

¡Ahí nos vemos!



martes, 5 de enero de 2021

La fantástica naturaleza (de las niñas)

 Vi en algún momento de los primerísimos días del año Wolfwalkers, una película de animación coproducida por Cartoon Saloon y Mélusine. Al parecer forma una trilogía sobre folklore irlandés con The Book of Kells y Song of the Sea, otras dos películas que me encantaron. 
En esta hay dos cosas que me gustaron especialmente: la estética de las imágenes y la animación, por un lado. Es como estar viendo un libro viejo, con grabados, en donde el registro de color no calza exactamente con la línea negra, la perspectiva está torsionada y estilizada y todo eso, hermoso, pero además animado. Por momentos también se ven trazos fluidos como si la estructura misma orgánica de los personajes saliera desde adentro. 
Por otro lado, algo que ahora descubro que me llama intensamente, el lado fantástico del mundo en el que habitan. Aparece la idea del cuidado y el respeto por la naturaleza, claro, y ese ideal de convivencia en donde los hombres no destrozamos el mundo en el que vivimos (aunque ya parezca un poco tarde) pero -y remarco con fuerza ese pero- hay sobre todo un universo fantástico, en donde los wolfwalkers no son una leyenda más y son la realidad y el corazón de la historia. 
Las protagonistas, Robyn y Mebh, conviven con esa realidad, como la perspectiva, torsionada hacia esa naturaleza alucinante y misteriosa, llena de saberes ocultos pero a mano para quien quiera conocerlos. 

Nada más lejos de mí que una lectura mística de poderes y energías, es solo que cuando esos universos fantásticos me invitan a habitarlos, cuando la magia y las leyendas son parte del mundo, bueno, ahí estoy, primera en la fila. 



Vengo siguiendo de cerca también a otra nena que sería muy buena amiga de Robyn y Mebh, Hilda, el personaje de Luke Pearson. Fue primero una historieta (lleva seis libros publicados y son todos geniales), y ahora también es una hermosa serie animada que se puede ver en Netflix y que acaba de estrenar segunda temporada. 
Además de que las ilustraciones de Pearson me parecen hermosísimas página a página y cuadro a cuadro de animación se nota que se cuidó mucho en mantener la estética de la historieta, hay algo en ese mundo de Hilda y la ciudad de Trollberg que me resulta fascinante. Otra vez, la convivencia con seres fantásticos, con animales extrañísimos, con trolls, dragones y brujas, pero que conforman su propia mitología inventada, pequeña, pero a la vez vastísima y cargada de tradición, me parece una maravilla (guiño guiño). 


La naturaleza mágica, la curiosidad que las mete en problemas, las ganas de querer saber más, de ayudar a toda costa, de vivir aventuras aun cuando no sean recomendables, de explorar el universo que las rodea son características que estas chicas comparten. Los universos fantásticos, que se presentan con sencillez, y a la vez llenos de recovecos y dobleces y secretos para descubrir, llenos de sorpresas, bellezas, maravillas y peligros, por supuesto, nos proponen un código que no es nuevo en la ficción, pero que acá enmarcan con precisión a estos personajes. 
 
Quisiera ir a merendar un día con Hilda, con Robyn y Mebh, y también invitar a Lyra Belacqua de His Dark Materials, de Phillip Pullman (que también ahora se puede ver en una adaptación a serie de tv con el mismo nombre), a Sophie Hatter, de Howl's Moving Castle, de Diana Wynne-Jones, a la princesa Mononoke, de Miyazaki, y por qué no, claro, a Wendy, de Peter Pan, de J. M. Barrie.  Me encantaría que me sigan contando más de sus aventuras. 
Seguro, como las hadas invitadas al bautismo de los cuentos de hadas, me olvido de alguien importante. Hay un montón de personajes que tendrían un lugar en esa mesa. Ahora pienso por ejemplo, en Hermione, de la saga de Harry Potter, en Tehanu, de los libros de Terramar. Alicia, quizás, también se llevaría bien en este grupo. ¿Quién más? Coraline, de Neil Gaiman...
Evidentemente la lista es larga, pero hay lugar para todas, porque los mundos de la ficción son así: la magia y la naturaleza y la curiosidad por todo siempre van juntas y nos invitan a seguir descubriendo. 






*Todos estos libros y series y películas tienen ediciones en castellano o subtituladas para ver. 


domingo, 27 de diciembre de 2020

Cajitas

 Una cajita para sentir la lluvia. 


Una cajita para hacer una pausa.


Una cajita para pedir un deseo.


martes, 22 de diciembre de 2020

Historieta y poesía

En el grupo de fb Leemos LIJ, que coordina Carola Martínez y el equipo de la librería Donde viven los libros organizan la conversación a partir de un tema cada mes. El mes pasado se habló y recomendó historieta y este mes, poesía. 

Como el mes pasado no llegué a participar, esta vuelta acumulé entonces temas. Es un poco en chiste, pero es que justo justo estoy dando vueltas alrededor de la poesía visual y la narración en imágenes. O en un sentido más amplio también: lo poético en la narración con imágenes. Poesía visual pero más visual que la poesía concreta y la poesía visual que surge a partir de las vanguardias, o los caligramas. 

Primero quiero comentar Mi buena estrella, de Cecilia Pisos y Gaston Caba. En este libro aparecen poemas de Cecilia (que por cierto tiene muchos libros de poesía y todos muy recomendables y ganó el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños), combinados o contados como historietas. Aquí dejo una imagen de una doble página para que vean un ejemplo. Algunos poemas aparecen así, cuadro a cuadro, con intervenciones que tienen que ver con lo gráfico de la historieta para la disposición del texto más que con la poesía. Aquí, la poesía a veces es más narrativa y entonces la historieta es un modo de contar esa narración. 



Y también las imágenes tienen su dimensión poética, si entendemos acá lo poético a partir del ritmo, la manera de mirar, el color como un elemento más. ¿Cuál es el modo entonces de definir una imagen o una narración visual desde lo poético?

Gastón Caba también es el autor de Churro, y en estas tiras (dejo algunos ejemplos), me parece, hay muchas que son breves escenas con mucha carga poética. Estas historietas no tienen texto y sin embargo, si bien son narrativas, se acercan al universo de la poesía. Pero ¿dónde está ese límite? ¿Sirve explorarlo o mejor navegar por estas fronteras inciertas de narración, historieta, silencio y poesía?Seguro hay algún material bibliográfico sobre esto y yo no lo conozco, así que espero que si alguien sabe más o sigue reflexionando sobre esto, comparta por los comentarios. 





En Equis y Zeta, de Jorge Elías Luján e Isol Misenta también hay breves escenas poéticas en historieta. Y otra vez, el trazo, el color, la composición conviven entre la historieta y la poesía, a su modo. 




Isol también en su Abecedario a mano nos ofrece una poesía condensada en una frase y en una imagen. ¿Es una poesía álbum, siguiendo la definición de libro álbum? ¿en donde la imagen y el texto se constituyen entre los dos en lo poético? Y en varios de sus otros libros también. Pienso ahora en ese precioso catálogo de sueños, por ejemplo. 





Vengo estudiando, leyendo, mirando desde hace un tiempo el mundo de la poesía concreta, la poesía visual, los caligramas y la historia de estas formas. Y también sobre las narraciones visuales. Todavía no encontré material que hablara de estas dos cosas a la vez, aunque seguro a partir de este posteo alguien conoce y me cuenta. En estos ejemplos, que creo que combinan poesía y narración visual, silencio y ritmo, miradas y lecturas creo que pasa algo que no termino de ubicar ni de definir, y seguro no importa demasiado, porque igual son libros que recorro una y otra vez con tanto gusto que hace rato no vuelven al estante de la historieta, ni al de la poesía. 

Por supuesto hay más ejemplos en libros álbum, en libros sin texto, en historietas, pero me pareció que empezar por estos era una buena forma de traer acá este tema que me tiene intrigada y encantada.

*En los comentarios a este posteo aparecieron otras sugerencias de estos cruces. Yo nombré otros dos ejemplos que reseñé hace poco en este blog: Isla, de Mariana Ruiz Johnson y Lui Mort, y Tierra encantada, de Pablo Picyk. Recomendaron también algunas tiras de Decur, de Liniers, de Rep. Valeria Cervero compartió este comentario/ejercicio poético visual de Marcelo Díaz. Gastón Caba contó sobre el proceso de trabajo con Cecilia Pisos para su historietapoesía. 

viernes, 18 de diciembre de 2020

Planes para el verano

Vamos con los planes para el verano. Si tenés ganas de leer y escribir y estudiar algo o jugar un poco, estas son las opciones. Todas virtuales, así que se pueden hacer desde el borde de la pileta. 

* Taller literario para personas adultas que quieren escribir para personas niñas. Más información por aquí, en el sitio de Soy Autor.
Son ocho encuentros sincrónicos, y se pueden ver grabados en caso de que justo falle la conexión. Desde mediados de enero a mediados de marzo.



*Con la querida Virginia Ruano haremos este taller de lectura, para personas adultas que quieran explorar el mundo de los libros infantiles. Un recorte temático con plumas, escamas, cacareos, maullidos y mucho más. Organizado por Fundación Filba. Cuatro encuentros sincrónicos. 


*Para quienes quieren estudiar un poco más, un nuevo curso online de Casa de Letras que ya di presencial en varias ocasiones y por fin ahora tendrá su versión virtual. Edición de libros para chicos y jóvenes recorre las especificidades y el circuito editorial de libros para la infancia. La versión online de este curso dura un mes y medio, se hace mediante una plataforma, y hay entregas y devoluciones de trabajo quincenales. El cupo es limitado y el material te queda disponible una vez que termina la cursada.
(La secretaría de Casa de Letras está de vacaciones hasta el 13 de enero, pero hay más información por acá, cualquier cosa).

*Y para quienes quieran jugar y divertirse un rato, una nueva versión de la Colonia de vacaciones, junto al genial Eduardo Abel Gimenez, en el Taller Dos Meninas. Juegos de escritura y creatividad en cuatro encuentros sincrónicos. Para más información pueden escribir a tallerdosmeninas@gmail.com 


¡Ahí nos vemos!

lunes, 14 de diciembre de 2020

¡Minifanzines!

Es oficial, ya están disponibles estas cajitas chuchis por Dábale Arroz. Tienen cuatro minifanzines con historias sin texto. Un regalazo para mini arbolitos navideños.



Y hay para todos los gustos. :D





martes, 8 de diciembre de 2020

¡Feriaaaaa!

 Finalmente, y después de tantas vueltas, aquí estarán disponibles mis piezas de cerámica. Tengo poco stock por ahora, pero la idea es ir sumando cuando tenga. Quedan todos invitados al ig de @a_la_zorra_



viernes, 4 de diciembre de 2020

lunes, 30 de noviembre de 2020

¿Lunes?

No, yo tampoco entiendo cómo ya es lunes, cosito.



Se viene la feria de cajitas y bichicositos y todo lo que tengo de cerámica. Stay tune.