viernes, 10 de febrero de 2017

Una buena cura después de un capítulo de llorar es buscar cuentas de pangolines, carpinchos y perezosos en instagram.
Y eso porque de zorros y mapaches ya sigo, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada