domingo, 18 de marzo de 2012

Y el centro




Más o menos así. Domingo superpoblado. Las torres de la ciudad y los cables. Todo el mundo anda muy abrigado pero no, yo iba en remera! Supongo que el termostato también tiene su período de adaptación, como las horas de sueño y de hambre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada